Todas las mascotas necesitan jugar para ser felices. Es más, en muchas ocasiones, cuando la cobaya no tiene a nadie de su especie con quien entretenerse, puede sufrir situaciones de estrés y aburrimiento. No es nada divertido estar solo, ni para los humanos ni para las mascotas.

Ir al artículo completo